Inicio > Psicopatía en acción: cómo el FMI arruina paises para beneficio propio > >Psicopatía en acción: cómo el FMI arruina paises para beneficio propio

>Psicopatía en acción: cómo el FMI arruina paises para beneficio propio

>Sugerimos que cuando lea una nota de este blog (sea subida de otro sitio o escrita por nosotros) ponga en práctica el consejo de San Pablo dado a los tesalonicenses que presentamos a continuación:

1Tesalonicenses 5:21 Antes bien, examinadlo todo cuidadosamente , retened lo bueno;
5:22 absteneos de toda forma de mal.

¿Está usted afirmado sobre la Roca de la Salvación? Jesucristo: Dios con nosotros, quien vino a morir por nuestros pecados y nuestra maldad; quien resucitó al tercer día y vuelve en breve según su inquebrantable promesa.

………………………………………………………………………………………………………………………..

sott.net

Johann Hari
The Independent

Para entender esta historia, hay que remontarse al nacimiento del FMI. En 1944, los países que estaban a punto de ganar la Segunda Guerra Mundial se reunieron en un hotel en la zona rural de New Hampshire para repartirse el botín.

Con algunas honrosas excepciones, como el gran economista británico John Maynard Keynes, los negociadores estaban decididos a hacer una cosa. Querían construir un sistema financiero global que garantizara que el dinero y los recursos del planeta fueran controlados por ellos. Crearon una serie de instituciones destinadas a tal fin – de allí nació el FMI.

La función oficial del FMI parece sencilla y atractiva. Se supone que hay que asegurar que los países pobres no caigan en la deuda, y si lo hacen, ayudarles para salir con préstamos y respaldo económico. Se presenta como el guardián y protector de los países pobres del mundo. Pero más allá de la retórica, el FMI fue diseñado para ser dominado por un puñado de países ricos – y, más concretamente, por sus banqueros y especuladores financieros. El FMI trabaja en sus intereses, siempre.

En la década de 1990, el pequeño país de Malawi en el sureste de África se enfrentaba a graves problemas económicos después de soportar una de las peores epidemias de VIH-SIDA en el mundo y sobrevivir a una terrible dictadura. Tuvieron que pedir al FMI ayuda.

El FMI exigió, a cambio de su ayuda, “ajustes estructurales”. Ordenaron a Malawi vender casi todo lo que era propiedad del Estado a empresas privadas y especuladores, y recortar el gasto en la población. Exigieron que dejaran de subsidiar los fertilizantes, a pesar de que era lo único que hacia posible que los agricultores – la mayoría de la población – pudieran cultivar el suelo débil y empobrecido del país.

Así que cuando en 2001 el FMI se enteró que el gobierno de Malawi había acumulado grandes reservas de grano en caso de que hubiera una mala cosecha, les ordenó venderlo a las empresas privadas. Obligaron a Malawi, para poder cumplir con sus prioridades, a tomar prestamos a una tasa de 56 por ciento de interés anual. El presidente de Malawi protestó y dijo que esto era peligroso. Pero él no tenía muchas opciones. El grano se vendió y así pudieron pagar a los bancos.

Al año siguiente, las cosechas fracasaron. El gobierno de Malawi no tenía casi nada para repartir. La población hambrienta se redujo a comer la corteza de los árboles, y cualquier cosa que pudiera capturar. La BBC lo describió como la “peor hambruna jamás conocida“.

A la altura de la inanición, el FMI suspendió $ 47m en ayuda, porque el gobierno había “disminuido” en la aplicación de “reformas” del marketing que habían conducido al desastre. Ayuda en Acción, el principal proveedor de ayuda en el suelo, llevó a cabo una autopsia de la hambruna. Llegaron a la conclusión de que el “FMI tenía la responsabilidad de la catástrofe”.

hambre malawi
© Desconocido

El hambre, la miseria, y el dolor es diseminado en todo el mundo por un puñado de psicópatas

A partir de entonces, Malawi hace caso omiso de todos los “consejos” del FMI, y trajo de vuelta los subsidios para los fertilizantes, junto con una gama de otros servicios a la gente común. A los dos años, el país se transformó de ser un mendigo a ser tan abundante que podía suministrar ayuda alimentaria a Uganda y Zimbabwe.

En la historia del FMI, esta historia no es una excepción: es la regla. La organización se hace cargo de los países pobres, prometiendo que tiene la medicina que las cura -y luego vierte veneno en la garganta. Siempre que viajo a través de las regiones más pobres del mundo veo las cicatrices de los “ajustes estructurales” del FMI en todas partes, desde Perú a Etiopía. Países enteros se han venido abajo después de haber intervenido el FMI, los mas conocidos, los casos de Argentina y Tailandia en la década de 1990.

En Ghana, el FMI insistió en que el gobierno estableciera tasas para ir a la escuela – y el número de familias rurales que podían permitirse el lujo de enviar a sus hijos se redujo en dos tercios. En Zambia, el FMI insistió en recortar el gasto en salud y el número de bebés que murieron se duplicó.

El Premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz, colaboró estrechamente con el FMI durante más de una década, hasta que se marchó y dio la voz de alerta. Él me dijo hace unos años: “Cuando el FMI llega a un país, están interesados en una sola cosa. ¿Cómo nos aseguramos de que los bancos e instituciones financieras pueden garantizar su cobro? …

Algunas personas lo llaman el FMI “inconsistente”, ya que la institución apoya enormes rescates bancarios financiados por el estado en el mundo desarrollado, al tiempo que exige fin a casi todos los fondos estatales en el mundo pobre. Pero eso es sólo una contradicción, si usted está pensando en el campo de las ideas intelectuales, en lugar de primar los intereses económicos.

Mira, por ejemplo, Hungría. Después del accidente de 2008, el FMI les elogió por mantener su objetivo de déficit original al recortar los servicios públicos. El pueblo húngaro respondió cambiando al gobierno, y eligiendo un partido que se comprometió a hacer que los bancos pagaran la crisis que habían creado. Se introdujo una tasa del 0,7 por ciento en los bancos (cuatro veces mayor que en cualquier otro lugar). El FMI se volvió loco. Dijo que era “altamente distorsionante” para la actividad bancaria – a diferencia de los rescates, por supuesto – y gritó que haría que los bancos huyeran del país. El FMI cerró su programa en toda Hungría para intimidarlos.

Pero el colapso predicho por el FMI no fue así. Hungría se mantuvo en la consecución de medidas sensatas y moderadas, en vez de castigar a la población. Impusieron los impuestos a los sectores altamente rentables de la energía al por menor, y las telecomunicaciones, y tomó los fondos de pensiones privados para pagar el déficit. El FMI gritaba a cada paso, y exigió recortes para los húngaros, como medida alternativa.

Fue el programa de siempre, con las amenazas de siempre. Strauss-Kahn, hizo lo mismo en casi todos los países pobres, donde el FMI opera, desde El Salvador a Pakistán a Etiopía, donde los grandes recortes en los subsidios para la gente común se han impuesto. Muchos han sido intimidados para perjudicar sus propios intereses.

No es sólo Strauss-Kahn, quien debe estar en juicio. Es la institución que ha estado funcionando. Hay un debate estúpido en la prensa acerca de quién debería ser el próximo jefe del FMI. Pero si tomamos la idea de la igualdad humana en serio, estaríamos discutiendo la creación de una Comisión de la Verdad y la Reconciliación y la forma de disolver el FMI por completo y empezar a otra vez.

Fuente: http://es.sott.net/


…………………………………………………………………………………………………………………………

Isaías 55:6 Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano.Isa 55:7 Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar.
Juan 3:16
Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

¡Cuidate!

¡Dios te bendiga!

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: